lunes, 20 de mayo de 2013

Me he convertido en un adulto, uno de los frustrados.


La cabeza me duele y por las mañanas tomo diario una taza de café.
¿Por qué ahora veo más lo que NO tengo, qué lo que tengo? Odio eso.
Limité mi capacidad de imaginar, y ahora limito mi capacidad de escribir. Mi redacción que de por si ya es mala, ahora es peor, no expresa nada, está seca...como yo.

Pero no señores, no voy a darme por vencida. Si hay miles de ideas estancadas en mi cerebro veré un modo de sacarlas aunque tenga que abrirme el cráneo., Dios quiera que no me suceda como el Pájaro azul de Darío...o  mañana amaneceré con sesos en mi almohada.

Ni modo, me toca luchar con la vida....







No hay comentarios:

Publicar un comentario